miércoles, 21 de julio de 2010

Forzando la Máquina.

Todo Avante. Todo Avante volvió a decir, con la sonrisa del que se sabe quedón.
Notas de piano invadían la estancia, sones y artificios.
Forzando la máquina quizás no llegue lejos, pero haré camino. Siendo animal de costumbres
respeto mis tradiciones y "acostumbres", como si de una religión se tratara, idolatrando al creador.

No creo en nada, la información me abruma y sigo sin creerla: 

Ya no hay gripe, pero si crisis. Ya no hay dinero, pero si bancos ¿El mismo sistema nos va a salvar? ¿Haití ya está a salvo o es una futura base militar junto con las de Colombia? Miles de dudas me asaltan igual que miles de misiles apuntan a la vida. Unos tejanos, otros rusos, amarillos y rabinos, nor sur coreanos y japoneses. Franceses e ingleses e iraníes,los afganos solo tienen guerrillas por tierra.

Pero el son sigue, todo avante oí decir. Todo avante y que no se ponga nadie por delante, mi vida es mía y tengo el derecho, a ser como soy , a cerrar los ojos, taparme los oídos y la boca, como los tres monos.

Todo avante contra el iceberg, el hombre siempre peca de optimista, forzando la máquina me asemejo a mi sombra, y veo ese cubito de hielo ¿ o es una lechuga? , según el cristal con que se mire.

1 comentario:

  1. Cada uno hace lo que puede dentro del caos general

    Jota Uve

    ResponderEliminar