viernes, 21 de agosto de 2009

TEN CUIDADO.




Como en otros tiempos, cuando las ideas anarquistas afloraban, cuando la gente se replanteaba el sistema, aparecía, desde el subsuelo, el veneno fascista.

Cuída tus espaldas y quema tus panfletos, tira esos libros rojos y borra el blog, en poco tiempo te señalarán por la calle..........intenta que tus nietos puedan encontrar tus huesos...

jueves, 20 de agosto de 2009

UN DIA DE FURIA.



Era demasiado, no lo podía soportar, Donnie Canelonie agarró por el cuello a la directora del banco, estaba quemado, había puesto varias reclamaciones que se resolvieron a su favor, pero aquella pelandusca seguía cegada, hacía todo lo posible para que Donnie no pudiera descansar, siempre pendiente, ella sabía como sacarlo de sus casillas.

Lo que ella no sabía era que Donnie también estaba reclamando a la compañía de teléfonos y a su antiguo arrendador, tenía veneno en la sangre.

Por favor, reclamo ella, me haces daño Donnie, lo siento clamó el, ya no hay vuelta atrás, la llevó a su despacho y esperó que viniera la Poli, otros corruptos.

No había escapatoria y Donnie lo sabía, así que se armó de valor y salió a pecho descubierto. Como no estaba armado la policía se abalanzó sobre él, y Donnie muy atento pudo dar varios codazos y algún que otro rodillazo, el resultado fue de dos mandíbulas rotas, una rodilla hecha trizas y abundante sangre en los uniformes, seguidamente notó como su cuerpo se quedaba petrificado, tuvieron que usar una pistola eléctrica.

Tumbado en el suelo, aún con espasmos gritó: “Habeas Corpus”.

LLEVANDO EL DOLOR. (Bring the pain)





Y así fue como todo comenzó, nadie lo podía controlar.

Ya era tarde, el sistema había explotado, unos se reunían en la calle incrédulos, otros se preparaban para la lucha, era el momento. Bancos, grandes compañías transnacionales, y demás medios de control, negociaban entre ellos una salida pacífica, pero no sabían que la revolución había comenzado, no eran conscientes de quién era su enemigo.

Sus esclavos se habían apoderado de los utensilios de trabajo, herramientas y cualquier instrumento. La libertad iba a ser arrebatada, no cabían otras formas.

Los dictadores camuflados temblaron, se llamaron unos a otros pidiéndose escondites, pero la revolución había llegado a todos los puntos del planeta, no había escapatoria, sólo acabar con todos nosotros, pero entonces nunca jamás tendrían esclavos, y sin ellos no sabrían existir.

Igual que en aquel cuadro, una mujer destetada agitaba una bandera sin patria, con la otra mano sostenía un martillo ensangrentado, liberador de almas corruptas , ahora sus moléculas flotarían y podrían ver todo el mal que causaron, pudiendo llorar por una vez, avergonzándose mas que fuera una sola vez, tragándose la verdad, enyugados.

lunes, 10 de agosto de 2009

Sima dannaw ( Simmer down now).


Sima dannaw

Grito de guerra, resultado de noches a solas ante la tele. Suave nene, me dijo en susurros una sombra pixelada.

Sonidos de tambor retumban en mi pecho, escucho el eco de la próxima escaramuza. Los dientes afilados, abalorios y pintura, todo está preparado. Portamos nuestras armas cargadas y limpias, listas para defendernos y nuestro símbolo brilla en el escudo. El chamán reparte la droga y nos estimulamos hasta enloquecer, posición en bloque y paso al frente….

Despierto sobresaltado, apago la tele y recuerdo, llego a la cama con calma y replico ante ella, sima dannaw, (suave nena).

miércoles, 5 de agosto de 2009

Renegando style.


En sólo 7 días se hizo mi alma un nudo. Alejado de mi guarida, mirando de lejos el teclado, sumo las pocas ideas y el resultado es negativo, números rojos y debo pagar.

Números rojos obligados por el banco, ya que juegan con lo tuyo y se ríen de ti, en tu propia cara te dicen, nos debe dinero. Con lo suyo hemos descubierto su cuenta, sin darnos cuenta, pero siempre barriendo para casa. Renegando me voy, no tengo ganas de problemas, al final tendré que llamar a la policía para que me den la hoja de reclamaciones, menudas víboras.

Época de carencias, en todos los sentidos, empezando por mí, pero intento corregirme. Enderezar este tronco no es cosa fácil y menos cuando muchos reman en contra, pobres idiotas.

Mundo de ganadores vencidos, de vencidos vendidos, de almas rotas, no personas.

¡A la mierda las miserias! Ahógate en tu charco de hipocresía y excrementos, ganados a pulso en muchas de tus acciones. Márchate, da la vuelta e intenta olvidar quién eres. Si no te despegas de ese “yo” tuyo, caerás en el olvido de tus pocos, serás el alma de cada fiesta, en tu única dimensión plana, en tu cortina de baño.